Dueña de esta luna

martes, 21 de julio de 2009

Momento Manzanares

Tu mirada es lo que más recuerdo, clavada en mí, intentando leer mis pensamientos, fundirte con ellos y descifrar mis negativas..............

Quiero volver a sentir tu mirada posándose en mí. Que me transmitas, como tu sabes, todo el deseo que sientes.Esa mirada limpia, pícara, sugerente, embaucadora, que hace que mi voluntad se anule.Ven, mírame, háblame con tus ojos, esos que sueño todos estos días. Porque no los tengo frente a mí. Muéstrame el secreto de tu fascinación, tu mirada. Déjame verte apelando premeditadamente a los más bajos instintos de la líbido.Quiero volver a emitir esos suspiros, llegar juntos al momento cumbre del orgasmo. Quiero volver a sentirte.

Pero sobre todo quiero volver a sentirte abrazado a mi, susurrándome al oido.......... y............

Sigueme en mi estela.... [+]

Nuestra luna




Hoy es noche de luna llena? Porque en mí siento ese cosquilleo especial.
Ya presiento tu entrada, ya huelo tu cuerpo en el mío, noto tu sudor fundiéndose en mí.
Tu aliento susurrándome al oído.
Tu roce estremeciéndome entera.
Tu voz!..., tu voz que tanto atesoro en tus ausencias.
Me deslizo ya en tu piel morena.
Te abrazo, me abrazas.
Ring, ring…, el despertador… otro día más sin ti.
Hoy está solo en cuarto menguante.
Seguiré esperando ese aviso de la luna!

Sigueme en mi estela.... [+]

orillas


desahogandose......

Amaneció de pronto en la playa, empujada por las olas. No reconocía el tiempo ni el lugar. Solo sus inmensas ganas de llorar.¡Alguien le hablaba en su interior!, lo podía escuchar nítidamente, pero también era una voz nueva para ella:“Llora tranquilamente zagala. Estás en la orilla de los llantos. Es aquí donde acaban tus penas, tus agonías, y… donde se surten los mares. Tus lágrimas se unirán a otras muchas y formarán las mareas. Te sentirás como nueva.De aquí sale la palabra “desahogarte”, porque saldrás de este mar de lamentos sin angustias en el alma.”No sabe el tiempo que estuvo llorando, derramando lágrimas y más lágrimas.Volvió a amanecer donde siempre había estado, en su mundo, en su entorno. Se levantó y … volvió a sonreir.
* TODOS DEBERÍAMOS VISITAR ESA ORILLA DE VEZ EN CUANDO. VUELVES NUEVA!

Sigueme en mi estela.... [+]

lunes, 15 de junio de 2009

Encantada de oirte

Me ha encantado que reconocieses mi voz después de tantos años.......

Gracias por tu sms, nunca has estado lejos para mi, pero hoy no podia concretarte nada de lo que ha pasado todos estos años, imposible resumir todo lo que ha sucedido, pero lo único concreto de todos estos años es que no nos hemos olvidado, que aún reconoces mi voz pese a haber pasado tantos años que no hablabamos espero que ahora no desaparezcas tanto tiempo.
¿me lo prometes? mi queridismo doctor.........

 

Sigueme en mi estela.... [+]

martes, 19 de mayo de 2009

NO SE LO DIGAS A NADIE

No se lo digas a nadie

... pero hay días en los que pagaría por ser convencional, simple, casi border line para no tener que enfrentarme con las preguntas, para no tener que plantearme si lo que me gusta, hago o pienso es lícito... no tener que justificar, ante mí, ni ante nadie, el ser diferente, un poco nada más... pagaría por no sentirme mal cuando no soy como se supone debería ser, no sentirme mal porque los demás son como son y no me corresponden como esperaría, no son como quisiera...hay días en los que pagaría para ser una más, una conformista de vida correcta, una niñata pija, una simple de espíritu... pagaría por ser del montón y diluirme en la sociedad, en lo personal, en lo laboral... pagaría hasta que... luce el sol y brilla la vida a mi alrededor y me siento diferente, fuerte, excepcional, aunque sólo lo considere yo y disfruto, entonces, de sentirme como soy.

Sigueme en mi estela.... [+]

uno de los relatos del blog de Diego y relatado como castigo en el rol contrario pero nada, ni escribiendo me sale al revés.

".....Ambos habíamos llegado al hotel por distintos caminos, él de las reuniones pertinentes y ella de dedicar toda la tarde a como lo dominaría, como intentaría llevar los mandos con dignidad, le costaba mandar pero por otro lado ese punto le permítia tomar la iniciativa, y marcar ellas los tiempos del juego, el evitarse a esperar las ordenes de él, él lo sabía y de tanto en tanto le dejaba llevar las riendas a modo de azucarillo, ella también sabía que él le regalaba esos momentos de "mando".
Habíamos pedido una pizza en el hotel, ninguno había definido todavía quien llevaba las riendas esa noche, lanzandose a la piscina le retó a jugar ella a él:
Tengo una sorpresa para ti… pero antes tienes que prometerme algo.
Bajé la mirada y la mano hacia su pantalón. Ya le tenía como quería tenerle.
Issabel, lo que quieras, pero mírame cómo estoy. Mientras no sea esperar…
Bueno, solamente prométeme que me harás caso. Te va a merecer la pena.
Me miró, extrañado. Siempre le había dejado a él llevar el control en la cama, por lo que me sentía tremendamente excitada de pensar en lo que se avecinaba.
Le quité la camiseta mientras él se quitaba el pantalón. Los slips que llevaba dibujaban claramente su polla. Empecé a salivar solamente con verle.
Túmbate.- Le dije.
Se tumbó en la cama, dócil como un cordero. Yo seguía totalmente vestida, y le abandoné momentáneamente para coger las esposas, que aún estaban en mi bolso. Procuré que no las viera mientras me acercaba de nuevo a la cama, hasta situarme sobre él.
Le besé con ardor. Tenía ganas, muchas, de hacerle de todo. En un momento, le cogí las manos y se las puse por encima de su cabeza, poniéndole las esposas enredadas en el cabecero, no sin cierta dificultad.
¿Y esto?- Me preguntó. Parecía sorprendido, mas no contrariado. Mejor, la verdad.
Nada, que lo encontré por casa.
Mientras decía eso me quité las botas. En un tiempo récord para una patosa como yo, conseguí quedarme en ropa interior.
Hostias…- Murmuró.
Comencé a bajarle el slip. Él simplemente cogió aire.
Volví a poner la cabeza a la altura de la suya, y volví a besarle en los labios. De los labios a la oreja, de la oreja al cuello. Me entretuve en su nuez, pasando los labios sólo ligeramente. Bajé a sus hombros, a su pecho. Le besé los pezones mientras él suspiraba audiblemente.
Quería hacerlo durar, torturarle, tenerle cachondo perdido. Lo malo es que yo ya estaba empapando mis braguitas nuevas, y no sabía lo que sería capaz de aguantar.
Seguí besando su cuerpo, cada vez más abajo. El estómago, el ombligo… mis labios juguetearon en el vello que bajaba hacia su pubis, mi lengua trazaba un camino tortuoso y húmedo sobre su piel. Y él jadeaba. Y yo, qué coño. La habitación estaba totalmente caldeada, y encima nosotros contribuyendo a aumentar la temperatura.
Metí su glande entre mis labios, acariciándolo con suavidad. Quiso incorporarse, pero las esposas se lo impidieron. Realmente había sido una gran idea traerlas pese a que le daba cierto reparo incluirla en la maleta.
Seguí lamiendo su pene, enfrascada en mi tarea, y cachonda como pocas veces. Metí sus testículos en mi boca, les lamí, despacio; le lamí el ano, le introduje un dedo mientras recorría su polla con mi lengua, deteniéndome en el frenillo; me introduje aquél mango en la boca, hasta la garganta, intentando tragarlo entero. Él jadeaba, incapaz de articular ningún sonido coherente, excepto el "fóllame de una puta vez" que se le escapó en un momento. Decidí que, ya que teníamos toda la noche por delante, bien podía hacerle esperar un poquito más. Quería tenerle a punto de estallar. Eso fue un error.
No me había percatado de que las esposas tenían un mecanismo de apertura de seguridad por si se perdían las llaves. Cuando quise darme cuenta, X se había desembarazado de ellas, y me tenía sujeta por las muñecas, de rodillas en la cama, él situado tras de mí, y estaba colocándomelas, y echando el seguro para que no me las pudiera quitar como lo hizo él.
Las había apretado demasiado, me dolían las muñecas. La verdad, me daba igual, sabía que estaba totalmente a su merced, y aquello me estaba volviendo loca. Me besó casi ferozmente, metiéndome la lengua hasta la garganta.
Ponte contra la pared.- me gritó en un susurro.
Su tono de voz había cambiado, se había vuelto autoritario en extremo. Estaba un poquito asustada, no sabía si él tendría el control suficiente para no hacerme daño, pero aquello era… uff! No sé, tremendamente excitante. Aún así, no le obedecí (para variar).
Te he dicho que te pongas contra la pared, ¿has oído?
Según me dijo aquello, me empujó violentamente contra la pared, quedando yo de cara a ella y de rodillas en la cama. No me había hecho daño, y con semejante empujón, era difícil, así que llegué a la conclusión de que no tenía por qué preocuparme… lo cual alivió la tensión indefinida que estaba sintiendo al verle tan asalvajado.
Se pegó a mi cuerpo desde atrás. Sentía su miembro a través del encaje de mis braguitas, repegado a mis nalgas, calentito, hinchado, terso. Dios… yo estaba que me fundía.
¿qué vas a hacer?- dije.
¡No hables!- Según lo dijo, estrelló su mano contra mi culo.
Jamás hubiera pensado que eso me iba a poner como me puso. Estaba a mil, quería sentirle dentro, quería que me follase sin miramientos. Lo necesitaba, y cuanto antes. Sentí cómo mis jugos comenzaban a resbalarme por los muslos en pequeñas gotitas, nunca había lubricado tanto.
X, por dios, fóllame.
Eres una zorra.- Me contestó.- ¿Verdad que lo eres? Una zorra a la que le encanta estar encadenada, sin poder moverse, mientras la insultan.
Así era como yo me estaba sintiendo en aquel momento. Me sentía sucia, una puta, y capaz de cualquier cosa.
Venga, dímelo. Dime lo que eres.
Soy una puta.- Susurré, cogiendo aire. Oírme a mí misma diciendo eso hizo que sintiese un cosquilleo en mis partes bajas y le odiaba por obligarme a hacerlo.
Aham. Muy bien.- Me pegó de nuevo. Aquello me asustaba, pero me ponía tan cachonda… no me reconocía.- ¿Y qué quieres, zorra? Dilo.
Quiero que me folles. Joder, ¡Quiero que me folles!
No, putita. Todavía no.
Estaba cardiaca. Cardíaca y desesperada. No sabía lo que me esperaba, pero necesitaba esa polla metida dentro de mí. Estaba muy caliente. Quería que me follase a lo salvaje, pero nada más. Temía en parte lo que se le pudiera ocurrir, jamás le había visto tan violento… ni tan cachondo. Su pene presionaba contra mis nalgas con una dureza que nunca antes le había notado, aquello me encantaba, me enloquecía. No entendía lo que me estaba ocurriendo... yo no era así.
Sujetó con un tirón repentino mis muñecas sobre mi cabeza, pegadas a la pared. Las esposas me rasparon las muñecas con el movimiento. Con la otra mano, comenzó a hurgar en mis braguitas, frotándome el clítoris rápidamente. Colocó su polla entre mis piernas y su mano en mi pecho, y me atrajo hacia él. Me pellizcaba un pezón bajo el sujetador, mientras me mordisqueaba el cuello, y restregaba su miembro entre mis piernas. Sublime.
Óyeme, puta. Voy a follarte como no te han follado en la vida, ¿de acuerdo? Pero solo si te portas como debes… antes mójame un poquito.- Me estaba desatando solo de oírle degradarme de ese modo. ¿Porqué me excitaba de esa manera? En parte me odiaba a mí misma por ello, pero era tal el placer que aquello me provocaba, que mi capacidad de raciocinio ya no estaba muy en su punto.
Me cogió de la nuca y de un empujón me tiró en la cama.
Cómeme la polla.- ordenó.
Obedecí presta, metiéndome su pene en la boca. Me encantaba saborearlo, apretarlo suavemente con los labios mientras frotaba mi lengua contra su glande, atraerlo hacia mí. Era genial para mí hacerle correrse en mi boca, me había aficionado al sabor de su semen en aquellos meses, a sentir su leche caliente resbalando por mi garganta.
Me agarró del pelo y comenzó a follarme la boca. Yo me ahogaba entre mi saliva y su pene, no podía ni apretar los labios. No me estaba gustando aquello, pero seguía quemándome por dentro el deseo. Incomprensible.
Me sacó la polla de mi boca, y me dio un tortazo que me dejó la cara escociéndome, que no doliéndome, y me hizo caerme sobre el costado, en la cama.
Me puso de nuevo contra la pared, sujetándome las muñecas. Con la otra mano retiró mis braguitas, y de un envite me metió toda su polla en mi coñito. Ni siquiera me dolió, de lo lubricada que estaba. Gemí a lo bestia según sentí sus huevos chocando contra mí. Eso era el paraíso, él embistiendo a lo bruto contra mí, sujetándome, impidiéndome todo movimiento… con cada embestida suya me la clavaba más dentro, haciéndome gemir sin control ninguno. De pronto comenzó a acelerar el ritmo, haciendo que yo me aproximara a un tremendo orgasmo… y paró. El muy hijo de puta paró. Retrocedí bruscamente volviéndome a meter su pene entero en mi chochito, una y otra vez… hasta que sacó su polla de dentro de mí y se corrió en mi espalda. Yo aún no había terminado y no podía soportar aquel calentón, eso era un tormento. X lo notó, lo notó hasta en mi cara. Debió de ser una cara de decepción de órdago a la grande.
Ni siquiera me liberó de mis ataduras. Me besó en la cara, en los párpados, y se quitó la cinta de la muñeca, poniéndomela en los ojos. No podía ver absolutamente nada.
Me echó en la cama como buenamente pudo, bocarriba, ahora mucho más suave que antes. La posición era incómoda, puesto que las esposas se habían ido apretando progresivamente y me impedían cambiar la postura de los brazos; y tenía que mantenerlos a mi espalda. Seguía sin ver nada.
Repentinamente noté un roce húmedo en mis ingles, seguida por otro sobre la fina tela de mis braguitas. Noté su aliento cálido sobre mi piel, y cómo me bajaba las bragas, deshaciéndose de ellas. Me tenía como él quería, sin poder moverme ni ver nada.
Tras aquello me desabrochó el sujetador, que no sé dónde fue a parar. Me besó en los labios, sin dejarme meter mi lengua en su boca. Me besó en el cuello, en los pechos, en el estómago, y volvió a subir a mis pechos. Paseó su lengua por mis hombros, de nuevo por mi cuello; mordisqueó el lóbulo de mi oreja, provocándome un escalofrío de placer.
Siguió haciendo danzar su lengua inquieta por mi cuerpo, hasta que, repentinamente, dejé de sentirla. No veía ni podía moverme, por lo que sólo me quedaba esperar.
Noté sus manos en mis nalgas y su aliento de nuevo en mi coño, todo a la vez. No pude evitar dar un bote y un gemido cuando su lengua alcanzó la parte superior de mi hendidura, haciéndome gemir con cada roce de ella. Siguió explorándome con la lengua mientras me metía tres dedos en mi chochito, ya chorreante del todo… Noté una explosión de placer mientras se me arqueaba la espalda y gritaba como una poseída. Fue el orgasmo más intenso que había sentido hasta entonces, mis piernas no paraban de temblar.
Fue entonces cuando X me devolvió la vista, quitándome la cinta de los ojos, y la libertad de movimientos, quitándome las esposas. Me besó dulcemente las rozaduras profundas que me habían dejado las esposas, y besó mis labios.
Intento acabar cada uno de los relatos como dominante yo pero nada, no hay modo de ello, siempre acabo de este otro modo, vamos que el esfuerzo lo hago pero siempre me traiciona

Sigueme en mi estela.... [+]

sábado, 25 de abril de 2009

Dos versiones para un mismo fin, version A y B

version A:



El sms que le había enviado era muy escueto y conciso:
" compra donde puedas una mano de jengibre y procura que los dedos sean gorditos y este lo más fresca posible a las 11 estaré en tu despacho apenas 10 minutos"
Pasarían tres días juntos y quería demostrarle que descubrirían muchos juegos juntos y el del jengibre tenía pinta de ser una excelente inicio.
Ella llegó puntual a la cita pero tuvo que soportar 5 minutos de espera antes él no pudo recibirla, no le gustaba esperarle, tenía que pasar el filtro de la secretaria y le daba la sensación que intuía lo que ambos se traían entre manos .
Cuando pudo pasar a su despacho, se saludaron con cierto nerviosismo porque estaban jugando juntos sin apenas conocerse y aunque para él le daba la sensación de ser más fácil a ella le costaba un poco más dejarse llevar porque le costaba deshacerse de su timidez y porque nunca había estado en el lado de lo que ellos en su juego denominaban "la patronal", ella siempre había probado el lado de la obediencia y la entrega, ya mandaba y organizaba demasiado en su vida normal.
Te he traído un pequeño regalito para que te acompañe todo el día hasta que lleguemos a Madrid, pero antes dame la mano de jengibre que la necesitamos muy fresca para que sea lo más efectiva posible esta noche.
Cuando tuvo el jengibre en sus manos no pudo reprimir una sonrisa porque la verdad es que habían algunos dedos muy utilizables para la técnica que pensaba poner en práctica por la noche.
¿De que te ríes? le preguntó él extrañado...... y recibió por toda respuesta un seco : "No creo que tengas que saber nada, sólo limitate a obedecer y esta noche conocerás el motivo de mi sonrisa".
- Ponte a 4 patas de espaldas al sofá y bajate los pantalones y los calzoncillos tenemos que preparar la zona para que esta noche supliques correrte..............
Sin titubear él obedeció, le sorprendía las pocas pegas que le ponía a sus mandatos y esta era una de las razones por las que dudaba de devolverle el mando a él.
Se sentó ella frente a las nalgas de su obediente juguete y se le ocurrían mil y una formas de romper su compostura y comedimiento (¿existiria esa palabra?) y se dispuso a acariciar las nalgas de él muy despacio apenas rozando sus muslos, subiendo por el escroto, apretando con fuerza sus bolas y sintiendo como la polla de él se despertaba tan comedidamente como él en sus reacciones........... ella sacó de su bolso el juguetito que tenía preparado para él pero antes su dedo meñique buscaba ese agujerito prohibido y mitificado y se introducia despacio y timidamente en el ano de el, le gustaba sentir su esfínter cerrarse alrededor de su dedo, lo ideal hubiese sido no usar el lubricante, pero la textura del gel a ella le gustaba y usó a su antojo el lubricante para ir introduciendo una a una las 10 bolitas anales que debería llevar todo el día y durante el viaje en tren.
A ella le hubiese gustado entretenerse más en semejante menester, pero la agenda de él no le permitía dedicarle más tiempo a estos juegos y porque alargarlo más habría levantado sospechas en la secre que les había hecho un hueco entre visita y visita.
Con sumo cuidado fue jugando con el ano de él y con su polla procurando que las bolas le molestasen lo mínimo y le produjesen el mayor placer durante todo el día, una vez todas introducidas limpio con cuidado los restos de gel y a modo de caricia rodeó con su lengua el profanado culito.
-Levantate que quiero vaciar de peso esos huevecillos sintiendo tu polla crecer en mi boca.........
Desde ese sofá ella chupaba con fruición la polla de él mientras estiraba sin llegar a sacar de las bolas anales que acababa de colocarle y siguió con su boca y con su lengua jugando con ella hasta que su leche roció su cara.
Saboreando parte de las gotas de leche que resbalaban por sus labios le ordenó la última orden mientras se limpiaba de la rápida corrida de él:
No puedes ir al baño hasta que nos encontremos a las 14h y después ya veremos si allí te dejo ir al servicio y voy a atarte la polla para que durante el viaje necesites que la acaricia tanto y tan despacio como para volverte loco de deseo.
Levántate y no olvides llevar una navajita para poder jugar con el jengibre, nos vemos a las 2 en la estación.
Ella sin darle apenas tiempo a él de responder se levantó del sofá y le dió un rápido beso en la boca y salió de aquel despacho............ no se sentía cómoda en aquel lugar y mucho menos en el ascensor siempre tenía el miedo de encontrarse con alguien que pudiese conocerla y que pudiese imaginar cualquier cosa.
A las 2 se encontraron en Sants y lo primero que hizo ella fue decirle que la acompañase al baño y ambos entraron en el baño de chicas y con energía le ordenó que ya podía orinar que no volvería a hacerlo hasta que llegasen a Madrid.
Ni una réplica a la orden por tener que hacerlo en el baño de señoras ni por tenerse que contener hasta que llegasen a Madrid, le sorprendía que no pusiese pegas por nada y le encantaba esa sensación de poder sobre él y de entrega hacia ella, le gustaba que confiase en ella y a ella le gustaba descubrirse en este papel, descubrirse jugando a este juego que aún a sabiendas de que hacía tiempo que había empezado jamás se imaginó que lo llevaría a cabo.
Ella no tenía demasiadas muescas en su cinturón pero todas eran muy semejantes, para ella no era necesario sentir un atractivo físico que pese a ser importante no era imprescindible, pero necesitaba que lejos de ser siempre puro sexo, puro juego necesitaba que se complementase con una inteligencia excepcional, con una conversación esmerada , con muchos puntos de diversión de complicidad de responsabilidad.
Le puso muy caliente verle tan entregado cumpliendo su orden, se moría de ganas de llegar a Madrid y sentirlo completamente a su disposición y sentía que se le iban a hacer eternas las 3 horas para encontrarse de nuevo en el mundo de los instintos, los básicos instintos.
Durante todo el trayecto estuvo jugando con la polla de él intentando que no bajase la calentura para todo lo que le tenia reservado en Madrid y cuando al fin llegaron a la habitación le ordenó:
Desnudate por completo ponte a cuatro patas en la cama y separa bien las piernas.
De este modo le tuvo un buen rato mientras ella pelaba y dejaba suave uno de los dedos del jengibre que le servirían para llevarlo a conocer otras sensaciones.
Le gustaba el olor de la raíz impregnando el ambiente, le gustaba verlo desnudo a su entera disposición y le ponía muy caliente imaginarlo gozando con sus juegos, le hubiese encantado leer lo que pensaba él mientras ella daba forma a su tortura.
Cuando ya tuvo preparado el juguetito, ella se lavo las manos y se dispuso a llevar a cabo su práctica, despacio, con mucho cariño se colocó debajo de la polla de él y sin prisa fue chupando y chupando hasta tenerlo completamente empalmado y dispuesto para lo que vendría después y de nuevo dejó de jugar con su caramelo cuando notaba que su respiración se hacía más y más agitada entonces con sus uñas de un modo muy suave se dispuso a sacar muy despacito una a una las 10 bolitas que llevaba alojadas desde las 11 de la mañana............ tenía ya su agujerito dispuesto a recibir la caricia de la raíz que ella le introdujo con sumo cuidado previamente muy mojada en agua para que los efectos de la plantita fuesen los mayores posibles.......... notó un respingo cuando la puntita de la raíz se introducia en el ano de él y poco a poco fue invadiendo el secreto lugar para una vez llegado al tope le apretó las nalgas para que su cavidad se impregnase de los aceites de la raíz y gozase mucho mejor del efecto durante unos segundos.
Despacio sacó de nuevo la raíz y le ordenó que se tumbase en la cama de nuevo con las piernas abiertas y los brazos por encima de la cabeza.
Esperó hasta que él empezó a sentir los primeros calores del jenjibre y con su caliente lengua lubricó la punta de su polla para cabalgar al comedido compañero que empezaba ya a sentir los efluvios de la calentura y de un golpe se sentó a horcajadas sobre él para recibir en su coñito las embestidas del juego..........
¿quieres que continue?


version B:

El sms recibido le sorprendió:"a las 7 en mi despacho".Le sorprendió lo escueto del mismo y lo intempestivo de la hora, una hora muy poco habitual para ambos.Sabía que no podía llamarle, que debía acudir a la cita pero que era una orden contradictoria en si misma porque la iniciativa siempre había sido de ella, así por lo menos lo habían pactado meses atrás.Le asaltaba la duda sobre la cita porque la oficina cerraba a las 18h30m. ¿sería una broma?, decidió no pensar y dejar que pasara lento el tiempo que restaba para la cita.El trayecto en metro hasta su destino le sirvió para ponerse más nerviosa de lo que ya estaba porque no entendía el mensaje ni la cita.Llegó frente a la oficina y tal y como se temía esta estaba cerrada y tendría que darle exlicaciones al vigilante.Timidamente llamó al interfono y el vigilante se acercó a abrirle con un sobre en las manos....... no le dio tiempo a ella de indicar su visita cuando este con diligencia le preguntó si ella era "x" y le acercó el sobre informándole que la reunión se había aplazado pero que toda la explicación se encontraba en el sobre.Ella esbozó una forzada sonrisa y se despidió intrigada por la cita y por el contenido de la carta pero no se atrevía ni abrirla porque le había desconectado la rareza de la orden.Afortunadamente el metro estaba cerca y prefirió esperar para leerlo bajo tierra en el camino de vuelta porque no se atrevía a abrir el sobre.Respiró profundamente y una vez en el vagón rasgó el sobre para despejar la incógnita de la cita.En un folio leyó lo escrito:......"Lamento mucho no poder ver tu cara mientras leas esto y sentir en mis manos lo que te producirá su lectura pero espero que el resultado nos merezca la pena a los dos en breve.Quiero dos días de esta semana a completa disposición para viajar juntos y completar nuestro puzleeEn tu maleta incluirás lo siguiente: un antifaz, zapatos de tacón, unas medias negras, 1 par de pañuelos de seda y algunos de los juguetes que me consta que tienes y ese huevo que aún no hemos probado.El día señalado dejarás tu maleta en consigna de Sants y vestirás con camisa de botones y falda y no llevarás medias y a las 11 te presentarás en mi despacho y desde ese momento empezaran las sorpresas, aunque deduzco que las sorpresas ya han empezado ahora ¿verdad?.Como ordenes complementarias deberás añadir que no debes arreglar ni rasurar tu pubis y que desde ahora hasta que nos encontremos no debes de mantener relaciones con tu marido o por lo menos no debes correrte hasta que nos veamos, yo por mi parte también mantendré esta norma.Desde ahora el mando es mio pero prometo devolvertelo y por supuesto que recuerda que no debes llamarme para matizar nada de lo escrito en esta carta, ya tendrás los detalles que yo crea que vayas necesitando a lo largo de estos días por sms.Dobló la hoja y miró a su alrededor en el vagón por si alguien se había dado cuenta de su "azoramiento" y sorpresa por la lectura.Resonaba en su cabeza la velada orden de que ahora el mando ya no era de ella cuando tan reciente tenía el morbo que le había producido a ella controlar los orgasmos de él.Se encogió de hombros y recordó las palabras que había repetido él durante su reciente viaje: "un pacto es un pacto y estamos jugando y jugaremos hasta el final".Ja, hasta el final quería jugar ella llevando los mandos pero no obstante aceptaba el cambio de rumbo del juego.El día "x" se lo notificó por sms antes de llegar ella a su destino, era como si hubiese intuido cuando leería ella la carta y cuanto necesitaba ella conocer esa fecha.:"martes 13 a las 11h hasta el jueves 15".Tenía tiempo suficiente para urdir una excusa en casa aunque ahora ya todo era más fácil y aceptaban con normalidad la premura de sus viajes.El día indicado acudió puntual a la hora, hacía ya una semana que no le veía ni había podido llamarle para tranquilizarse con su voz,él había mantenido la tensión jugando con los sms: -¿nerviosa, zorrita?-¿necesitas correrte, putita? y siempre la misma coletilla en ellos: - " no me contestes, sólo imagina tu entrega.Le imponía enfrentarse a su secretaria, no le gustaba visitar aquel despacho, le daba la sensación que todo el mundo notaba su nerviosismo y la amabilidad de la secre le daba escalofríos.- Puedes pasar, te está esperando............Un inaudible gracias se escapó de sus labios y no pudo ni devolverle la sonrisa, los nervios le atenazaban el rostro y se agarraba con fuerza al asa de su bolso como si fuese a hundirse en un profundo pozo.Él la esperaba detrás de su mesa, nunca antes la había esperado de ese modo.-Sientate, le ordenó suavemente pero con energía.- ¿En el sofá? preguntó ella casi sin atreverse a mirarlo porque intuía la respuesta.- No, en la silla.Mientras ella tomaba asiento, él se levantó de la mesa y pensó que se acercaría a saludarla como siempre había hecho pero se equivocaba,se había levantado para poner el pestillo a la puerta.Ella se tensó en su asiento y quiso girarse para protestar y preguntar por esa acción pero no hizo falta porque él adivinando su pregunta y su desasosiego le susurró al oído mientras acariciaba su cabeza para impedirle que se girase:- No te preocupes por la llave ni por nada, nos va a gustar. No te muevas y déjate llevar, ahora ya lo controlo yo.Le susurraba esto mientras sus manos buscaban ávidas sus pezones ( pezones que la traicionaban porque se mostraban desafiantes y complacidos con las hábiles caricias de él).Él aún desconocía lo mucho que a ella le excitaba que le susurrasen al oído y desde luego que no pensaba contárselo nunca.Agarró los brazos de ella y los llevó a su espalda con suavidad y en un tris sintió un frío contacto en sus muñecas.-¿Qué haces? le preguntó asombrada ella.Ella sabía que eran unas esposas y el "click" así se lo indicaba pero le sorprendió que lo hiciese en su despacho y porque él conocía que eso no le gustaba nada y la ponía extremadamente nerviosa.- Ssssshhhh!!!! le indicó él acercando su dedo a los labios de ella, movimiento que utilizó ella para jugar con su lengua rodeando y acariciando la falange mandona.- No debes cerrar la puerta, tu secre se va a extrañar ........ intentaba ella excusarse.- Cállate......... ella se ha marchado a desayunar por eso te he citado a esta hora pero como veo que no te vas a callar desde este momento no tienes permiso para hablarme.Ella arrugó el ceño y se resignó a lo que el juego le deparaba.Del armario que tenía en el lateral de su mesa le oyó sacar algo.......... de pronto un pañuelo negro rodeaba sus ojos y nuevamente se sorprendía del cariz que estaban tomando las cosas.Desde su espalda él seguía jugando con sus tetas, y notaba como se calentaban ambos con cada caricia, oía la agitada respiración de él pegada a su oído, sus manos desabrochaban los botones de la camisa y liberaban sus pechos.Se arrodilló frente a ella para jugar mejor con esos pezones desafiantes y tan elásticos, le separó bruscamente las piernas y acarició sus muslos sin apenas llegar a su húmedo sexo, la torturaba tanta contención y la tensaba saber que estaba en su despacho, aquel lugar la incomodaba.Se moría de ganas de pedirle que la soltase y abriese la puerta para que le devolviese su voluntad.De nuevo él intuía lo que pasaba por sus pensamientos y separando más bruscamente sus piernas se acercó a su sexo y notó que tomaba algo de su mesa.Un escalofrío recorrió de nuevo su espalda, sintió de nuevo algo frío en su sexo, eran unas tijeras que usó para cortar sus bragas y arrancarlas con fuerza para obligarle a introducirlas en su boca.Jugó unos instantes con su sexo y comprobó cuan excitado y duro estaba poniéndose su clítoris con cada caricia.El teléfono interrumpió el momento y la conversación que oyó la dejó helada:............... " sí, no te preocupes ahora bajo yo a recoger la documentación.Ella no podía creerlo, no sería capaz de dejarla allí mientras él se marchaba, para eso tenía a la secre, para eso estaba, se tranquilizaba pensando que no lo haría nunca, que estaban en su oficina y que era muy discreto pero se equivocaba .- No te muevas, zorrita, tengo que ir a buscar unas cosas, vuelvo en unos segundos.Ella negó con la cabeza porque era lo único que podía hacer pero él tranquilizador le susurró de nuevo al oído: - No te preocupes, no va a entrar nadie, hay una reunión y no queda nadie en la planta.Salió y la dejó esposada a la silla y completamente desmadejada ante la situación que estaba viviendo.Notaba como se mojaba su sexo y como se endurecían con cada sensación sus pezones.La ausencia de él apenas duró unos segundos que a ella le parecieron eternos, y eternos serían los siguientes.Se relajó al oír que llegaba pero le duró apenas un soplo cuando le oyó decir: - pasa, pasa no te preocupes............Ella instintivamente cerró las piernas y notó que empezaba a sudar, era una sensación nueva, desconocida y de momento no le estaba gustando, no quería ni imaginar que hubiese llegado acompañado de alguien, no era posible, lo estaba diciendo sólo para asustarla sabía que él no se atrevería a nada.- ¿ Qué tal "mi" juguetito? ¿aburrida durante mi ausencia?Ella no movía la cabeza para asentir ni negar nada era su único modo de demostrarle su enfado.- Uy! se nos quedó muda la princesa, se reía.........La ayudó a levantarse de la silla y la acompañó al sofá, ese sofá que ella le había preguntado si le contaría historias.Le sorprendió que la puerta estaba sin echar el cerrojo pero ya estaba más tranquila porque intuía que no estaban más que ellos dos o por lo menos eso se creía ella,Le quitó las esposas y la ayudó a tumbarse en el sofá mientras le quitaba la falda y jugueteaba con su clítoris, arrancándole unos suaves gemidos porque era muy hábil con la lengua.En esta situación estaba cuando sintió un olor a colonia y el golpe de la puerta al cerrarse, pero que sólo le afectó a ella que hizo acción a incorporarse y que no pudo hacerlo porque las fuertes manos de él se lo impedían mientras su lengua seguía saboreando su coñito.Sabía que había alguien más en el despacho, podía sentir la mirada de alguien en su cuerpo y sobre todo sentía la dominación de él en sus sensaciones.De no haber tenido las manos esposadas por encima de su cabeza le habría apartado bruscamente para conocer quien compartía aquellos momentos con ellos pero de pronto él le levantó las piernas fuertemente y acarició muy despacio su sexo con un solo dedo mientras ella intuía a donde le llevaba esa suave caricia, le molestaba esos mensajes que le daba él sobre sus próximas acciones, le molestaba que le hubiese dejado llevar las riendas y le molestaba sentirse tan desmadejada en sus manos.Su dedo amenazador seguía jugando con sus labios, con sus muslos y sin previo aviso sintió profanado su otro agujero con suavidad pero con energía, entraba muy suave, lo había encontrado casi a la primera y no le había resultado desagradable recibir esta caricia........ gozando de esta práctica y completamente abierta para él sintió como otras manos pellizcaban sus pezones, sus riñones se arquearon momento que aprovecho él para introducirle algo mucho más ancho que su dedo en su agujero prohibido.Ahora ya lo sabía, no estaban solos, alguien se había incorporado a la partida, el desconocido le habia retirado las bragas de la boca y habia cubierto su boca por completo para ahogar su gemido ante la intrusión de el dildo en su ano, no era grueso pero si molesto y respondió caliente al juego de la lengua que el desconocido le proponía.No se conocía, no se podía estar prestando a este juego, no podía estar entregándose de ese modo y sintiéndose tan caliente y dominada por ambos.Quería conocer quien la estaba usando, quien estaba gozando de ese juego que habían iniciado los dos y que habían pactado que serian solo dos en esta partida antes no cambiaran los mandos, pero los mandos habían cambiado y no habían pactados reglas nuevas.Quería que le quitase el pañuelo, quería gritarle que la dejase pero la boca del desconocido no parecía tener fin mordiéndole los labios y arrancándole gemidos mientras le estiraba los pezones y la boca de él seguía bebiendo de la calentura de su vulva.Entre los dos la estaban volviendo loca de deseo, él intuyendo su estado le dio un respiro para advertirle que no podía correrse y que no podía desde ahora emitir ni el más mínimo gemido de placer o la castigaría.¿castigarla? nunca habían hablado de castigos, ¿le parecía poco castigo ya el tenerla en ese sofá completamente caliente y gozando con un desconocido?.Sin dejar que bajase sus piernas le colocó una especie de arnés que pegó a su sexo y que se componía ( desde la intuición porque no podía verlo) de un pequeño pene vibrador y estriado y una pequeña bala orejuda que coincidía a la perfección con su dolorido y caliente clítoris y que él ajustó a la zorrita aplicando una especie de gel que alivió la tensa y agradable corrida que necesitaba tener, pero se equivocaba de nuevo, aquel gel que él le estaba poniendo era un sensibilizador para su clítoris y un retardante para sus orgasmos que iria liberando oleadas de placer al ritmo que le gustase al obrero.Él acabó de ajustar las braguitas y comprobó que el pequeño pene ocupaba su agujero y apretó un poco más el dildo que aún seguía alojado en su ano y la ayudó a incorporarse para quitarle las esposas y recomponer su vestuario, mientras le decía al desconocido que se volverían a encontrar en breve pero del que ella no pudo escuchar ni una palabra para no averiguar si el desconocido era tan desconocido o conocido.Con suavidad masajeó los muslos de ella y le bajó la falda mientras le colocaba el sujetador en su lugar y le abrochaba los botones de la camisa para devolverla a la normalidad.Depositó un suave beso en los labios de ella y le destapó los ojos y agarrando su cabeza le ordeno:-Ahora eres tú la que has de pedirme permiso para todo, no puedes hablar sin que yo te haya preguntado, cuando algo no puedas hacer usa esa palabra que no te gusta pero que es justo la que quiero que utilices y ahora debes esperarme abajo, tengo una reunión y quiero que me acompañes, iremos en mi coche y después a la vuelta nos iremos a Madrid, esta vez seras tú la que sufras el largo recorrido.Ella seguía nerviosa y tensa, ahora aún estaba más humillada, no se podía imaginar que había estado siendo usada por dos hombres en semejante situación y que de todos modos el juego justo acababa de empezar, de buena gana dejaría la partida, pero nunca antes se había retirado y tampoco pensaba hacerlo ahora.Recompuso su vestuario y acarició como reconociendo y asintiendo el inicio de la partida el arnés que ocultaba su falda y que comenzó a vibrar despacio, muy despacio mientras ella le retaba con la mirada, fugarían los dos, jugaría hasta desfallecer porque sentía que él esperaba que se retirase, que no fuese capaz de llevar el juego hasta el final, ambos sabían que fugarían fuerte pero aceptaba el reto, no se rendiría frente a él.Se mordía el labio mientras él jugaba divertido con el mando y ella mantenía fija la mirada en los ojos de su "dueño" intentando no estremecerse ante las embestidas del juguetito que a cada velocidad cedía un poquito en el ano de ella que comprobó que era un dildo con unas aletas para evitar que se pudiese caer y con el que le sería difícil andar con normalidad.Había sido muy maquiavélica su jugada pero ahora ya era tarde para lamentarse, sus pezones desafiaban a través de la fina camisa, como podían ser tan indiscretos, estaba convencida que la secre se daría cuenta de lo que había pasado en el despacho, apenas había sido una media hora pero a ella le habían parecido siglos y lo había gozado como eternos.Con altanería giró bruscamente la cabeza para esperarle abajo tal y como le había ordenado y con muy poco éxito en disimular lo incomoda que iba cerró la puerta de aquel despacho y agachando la cabeza apenas se despidió de la secretaria rogando que el ascensor no tardase en subir, pero mientras el inalámbrico del juguetito la estaba poniendo en un brete, cuando el ascensor abrió sus puertas, una nueva sorpresa le esperaba, de su interior salia el innombrable que le cortó de golpe la respiración porque le pareció reconocer la colonia que minutos antes había olido en el despacho, sentía que se le aflojaron las piernas pero debía disimular porque los ojos de la secre los sentía pegados a su nuca mientras él seguía cambiando de ritmos al diabólico juguetito.El cierre de las puertas del ascensor se le hizo eterno y cruzó los dedos para no encontrarse con nadie en el ascensor porque el infernal aparatito hacia un poquito de ruido y cualquiera podría oírlo................ pero afortunadamente para ella no tuvo ya ningún otro contratiempo y salió con rapidez a la calle porque necesitaba sentir el aire fresco de la calle para calmar su vergüenza y su calentura.Aun en la calle, el juguetito seguía conectado con él,intentó alejarse para evitar las eléctricas sacudidas del penecillo de plástico y para calmar sus deseos de correrse y desobedecerle.No tardó en aparecer él con su coche y le abrió cortésmente la puerta, mientras le ordenaba: - sientate con la falda levantada y separa las piernas y manten los brazos a lo largo del cuerpo.El coche avanzaba con rapidez por la ciudad mientras en cada semáforo le acariciaba las tetas y hacia sonar el claxon de manera descuidada para llamar la atención de aquellos que podían ver como la usaba en público.Las indicaciones de la carretera les llevaba a tomar la autopista hacia girona y llegando al primer peaje le ordenó: ahora cuando lleguemos al peaje debes quitarte la camisa y el sujetador de cara al cobrador, quiero que vea lo putita y lo obediente que vas a ser conmigo en estos días.Le estaba poniendo caliente humillarla de ese modo, usarla a su antojo, lo notaba por el bulto que le marcaba el pantalón y las miradas lascivas que le dirigía.En unos segundos llegaron al peaje y ella lenta obedecía, pensaba que si lo hacia despacio él pagaría y apenas le daría tiempo para mostrarse semi-desnuda ante el cobrador pero no conocía las habilidades de él, sin cortarse lo más minino, dejó caer la tarjeta antes no la había tocado el cobrador, con calma salió del coche para recogerla comprobando de reojo que ella estaba ya desnuda y roja como un tomate.Al subirse al coche tocó con dejadez uno de los pechos de ella y comprobó la lasciva mirada mirada del cobrador que no atendía a recuperar la tarjeta para acabar con la humillación.De haber podido le habría mordido pero estaban jugando y él le había demostrado durante el anterior juego que había obedecido todas las ordenes y ahora ella no podía desobedecerle a él, era un reto y él conocía como se comportaría por eso había accedido a cederle primero el mando a ella.- Has puesto muy caliente al cobrador estoy seguro que se hará una paja en cuanto pueda, tus pezones están muy duros y se ven a distancia , nos vamos a divertir mucho estos dos días, zorrita.Procuraba acoplar su ritmo en la conducción a otros coches en paralelo para que pudieran gozar del espectáculo de sus tetas al aire y de su azoramiento ante esta desnudez en plena calle.Llegaron a una zona de peaje y aparcó el coche en una zona apartada y cercana a los arboles, durante el trayecto se habían cruzado con un coche que parecía encantado con el espectáculo de sus tetas al aire pero que habían dejado ya algo atrás cuando habían llegado al aparcamiento.- Sal del coche, le dijo, necesitas estirar un poco las piernas.......La mirada de ella era espectacular, mezcla de rabia, vergüenza, deseo, venganza.............. pero eso a él le calentaba más, la apoyó contra el coche y se dispuso a mamar de sus tetas y torturarla con el mando cuando de pronto el ruido de un motor la hizo ponerse alerta.............. no podía ser era el coche que les había estado persiguiendo en paralelo.El conductor era un hombre de unos 60 años pero bien parecido y atlético pese a la edad, se mantuvo en su coche mientras miraba como él le sobaba las tetas .- Estas poniendo caliente al viejo, seguro que de proponérselo se uniría a la fiesta, esta gozando mucho con tus tetas puedo verlo por el espejo se esta tocando mientras nos mira.Sin que ella se pudiese dar cuenta él le hizo un gesto al viejo que saliendo del coche se acercó a ellos.Sentirlo tan cercano a ellos con la polla en la mano, una polla dura y(continuara)

Sigueme en mi estela.... [+]

lunes, 9 de marzo de 2009

Desde el silencio no se pueden cerrar puertas




Me sorprende la serenidad que me está aportando todo esto, supongo que tengo tantas cosas en las que pensar y por las que ocuparme que quizás esta sea la menos prioritaria, o quizás sea un método de autodefensa para que duela sólo lo necesario y lo justito de la decepción, decepción porque no tiene sentido este mutismo, decepción porque creo haber sido lo suficientemente complice con todo como para poder aceptar cualquier explicación.
No puedo entender el silencio, ese silencio si que duele, no se me deben explicaciones pero sería lo mínimo que correspondería, simplemente para poder cerrar episodios sin "suposiciones" seguro que sea cual sea el motivo de esta manera de reaccionar me hubiese dolido menos que de este modo.
No habrán reproches pero cuando tengas el valor mi teléfono te estará esperando, me gustaría conocer el motivo de hacerlo de este modo.

Sigueme en mi estela.... [+]

sábado, 7 de marzo de 2009

LIBERADO




Después de tres intensos días de situaciones confusas e inesperadas todo parece recobrar su sitio y tranquilizar ls sentimientos, aún hoy no los tengo dominados pero pasará, debe pasar pronto y debo cerrar frentes.
No debo estar enfadada, porque creo que no es enfado lo que siento, no hay motivo para estar enfadada simplemente hay motivo para estar dolida, desencantada,sorprendida,triste,equivocada y repasando mentalmente en que punto se nos olvidó la sinceridad, la confianza, la libertad de elegir, la complicidad de saber que "la cabra tira al monte" y que la distancia es insalvable.
Amistad? no, parece que no la hubo nunca porque de haberla habido hoy estas líneas no tendrían sentido.
Engaño? nunca, nunca debería de haberlo habido era todo muy abierto y siempre otras historias eran compatibles y eran compatibles porque desde el principio estuvieron y no existia nada no pudiesemos hablar.
No encuentro la palabra que defina como me siento, ni tampoco es una sensación que conozca, no se que duele pero si se porque lo hace, duele porque jamás imaginé que ser sincero fuese a resultarte dificil, duele porque no estaba preparada para sentir que esa amistad de la que días atrás hablabamos no ha sido tan grande ni importante como para ir de frente y sobre todo porque olvidaste un pequeño detalle y es que atendiendo al momento que pasabas y sin ese momento me hubiese alegrado porque volvias a tener un momento para tí.
Duele porque hablo de algo que imagino, duele porque el silencio hace más daño que las palabras, duele porque no aposté por el Amo, aposté por la complicidad, por la confianza, pero me equivoqué en el modo o me equivoqué con la persona, duele porque hubiese necesitado oirlo de tus labios, dduele porque creia que serias valiente y duele por suponer lo que ha pasado sin saber si ha pasado y duele porque puse mucho en nuestra amistad pero no duele lo suficiente como para borrar los bonitos momentos, mis bonitos momentos porque ahora ya no se si fueron tambien bonitos para ti.

Sigueme en mi estela.... [+]

viernes, 27 de febrero de 2009

Sólo tiene sentido para nosotros dos ¿verdad?


Sigo necesitando tu mano.........................


Sigueme en mi estela.... [+]

sábado, 21 de febrero de 2009


Hace tiempo que no escribo, como ya antes me había pasado , prefiero no escribir, no me gusta una vez pasado el tiempo reconocerme triste o dependiente o meláncolica o simplemente confusa con mis sensaciones.



Hecho de menos de nuevo tener esos días lejos de todos y cerca de tí, antes lo deseaba mucho y le ponia imagenes a esos momentos, ahora intento ni tan siquiera imaginarlo, ahora ya no seran esos días como lo había imaginado o deseado, tampoco entiendo como a pesar de todo sigo necesitando tener esos días para mí, le jos de todo y de todos, incluso de tí.


Esta tarde me he quedado dormida en el sofá y he vuelto a sentirme como aquella noche en Las Ventas, cogida de tu mano, sintiendo tus brazos rodear mi cuerpo y susurrándome al odio....... ¿recuerdas lo que me pedías?.............. la luna llena de aquella noche era cómplice de nuestros deseos, de mis miedos, miedos que al final fueron ciertos ¿verdad?.


Sonrío cuando recuerdo como cada noche me dejabas en la residencia y tras la verja te despedias para hacerme rabiar con aquel: "buenas noches, Isabel" "hasta mañana Isabel" y esperabas con tu pícara sonrisa a que yo protestase por llamarme tantas veces Isabel.


Aún ahora despues de tres meses ya sigo sintiendo los domingos a las 5 de la tarde que tu llamada interrumpirá mi paseo y en apenas media hora estaremos abrazados de nuevo, pero eso ya no pasará, eso ya forma parte del recuerdo y de los sueños cumplidos pero no repetibles.


Seguiré cerrando los ojos y sintiendote a mi lado.

Sigueme en mi estela.... [+]

TRES MESES YA

Justo hoy hace 3 meses que no nos vemos, que no nos leemos, que todo se ha vuelto oscuro y quizás sea el momento de tomar decisiones, de no alargar, de no molestar, de dejar que todo lo vivido reposo en el espacio del recuerdo.

Vuelvo a donde estaba hace ya 11 meses atrás, a ese lugar donde sólo los recuerdos me acompañan, ese lugar en el que me habia propuesto que nunca más volviese a abrirse y alguien abrió, ahora ya no quiero volver a intentarlo, no quiero volver a abrirlo para nadie más.

Lo cierro sin rencor, sin el resquemor que lo hice antaño con otras historias, creo que es lo que toca, que es lo mejor que puedo hacer por ti y que desde luego donde mejor estoy ahora es en la distancia y en silencio.
Sé,intuyo que no vas a romper ese silencio, que ese silencio que instauro ahora será para siempre, porque no querrás volver a entrar en el espacio de la sumisa durmiente de hace unos meses, pero no puedo seguir estando a tu lado cuando tú no quieres que lo estés, cuando te resulta tan dificil hablar conmigo.
No duele del modo que esperaba esta decisión, supongo que contigo he madurado algo más o que siento que necesitas recuperar tu espacio, que yo lejos de ayudarte te estorbo y es mejor que me silencie para siempre.
Sólo recuerda que cuando sienta ese vacio tu sonrisa estará cerca para llenar mis recuerdos.
Este rincón siempre será tu rincón.
En las noches de luna llena estaré en tu almohada.

Sigueme en mi estela.... [+]

lunes, 2 de febrero de 2009

LOS MIEDOS CAMBIAN, "MIS" MIEDOS CAMBIAN

Sigo echandote de menos, mis miedos ahora son otros.................

Casi tres meses ya que no nos vemos, se me han hecho eternos, largos, aburridos, dolorosos y mis miedos que ya deberían haber cambiado y sí, han cambiado, ahora tengo miedo de no volver a sentirte como antes..............................

Mejor dejar de escribir ahora sigo sintiendo necesidad de escribir, pero ..................

Sigueme en mi estela.... [+]

viernes, 12 de diciembre de 2008

18/19 de Noviembre del 2008




18/19 de noviembre del 2008 ¿Qué sucedió?

Hoy llegue casi ha volar
He sentido como mis alas se agitaban
Más veloz que ningún día
levantaban el vuelo,
y conseguían alzarse casi a la altura del cielo
he conseguido rozar las nubes
he llegado ha respirar cada partícula del universo
de repente he escuchado
un ruido espeluznante y sonoro
he sentido el crujir de las alas
he notado su dolor en cada parte de mi ser
de repente mi vuelo ha llegado a su fin
he tropezado con aquellas nubes
que aquel día eran de algodón
y ahora son duras piedras en mi camino
he vuelto a caer, no pueden volar
Mis alas se han roto...
No sé cuando dejaran de llorar
No se cuando mis alas volverán a volar.

Sigueme en mi estela.... [+]

TE ECHO DE MENOS





Te echo de menos sabiendo que tu espacio lo ocupa cualquier cosa menos yo, te echo de menos aun sabiendo que produce mas dolor que quietud.
Simplemente te echo de menos aqui y ahora

Sigueme en mi estela.... [+]

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mis amigos.

Para tod@s los que han estado SIEMPRE cerca.............. Montse, Xabier,Jorge,Jesús,Enric,Bernardo,Inari,Ricardo,Pedro,Angel,Victor.............. algunos tienen algunos grados más que la amistad y otros tienen el record de llevar alguna década soportándome para vosotros...................
Por estar cerca en los peores momentos, porque para los buenos todos estamos dispuestos.................



La amistad es una cajita de cristal.
Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor.
Un cristal fino donde te reflejas.
Material en el que están hechos tus sueños. Son porciones de tu corazón que intentas que no se rayen nunca.
Un amigo es más que una persona. Algo que no es físico, algo que siempre llevas.
Es eso que recoges por el camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente acomodado en su interior de terciopelo.
Todo eso en lo que crees, en lo que confías, en lo que sientes.
Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que lamentas no ver.
Porque el amigo no se ve, no se toca, no se huele.
Simplemente lo sientes.
Y, aunque se encuentre sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física que es.
Su esencia oculta entre los pliegues del terciopelo de tu cajita de cristal.
A veces lo miras a los ojos.
A veces sientes su presencia.Sin embargo, el amigo no es la persona que ves.
Es la persona que sientes.
Es aquello por lo que darías todo.
Menos tu cajita de cristal…

Sigueme en mi estela.... [+]

viernes, 28 de noviembre de 2008

Hoy

Hoy es un día especial para mi pero pese a todo..............


Hoy es uno de esos días en el que no quisiera recordar,


Hoy me siento demasiada nostálgica y no se por que…

Hoy es uno de esos días en el que no camino,

Hoy me siento como pájaro enjaulado,

Hoy no se lo que quiero, ni a donde quiero ir,

Hoy necesito a alguien con quien hablar, pero más en quien confiar….

Hoy siento mi vida como un globo que solo sube, y deja que todos lo golpeen..

sin embargo me siento pesada y no hago mas me dejarme caer..

Hoy no se que hacer…

Solo quiero llorar, siento que hoy vivo por que se que respiro, sin embargo no pienso.

Hoy me siento en la mente de una desconocida, me siento extraña, me siento muerta…

Solo quiero llorar y llorar, suplicar y pedir que me quieran…

Hoy necesito a un amigo, a una hermana, hoy necesito de ti, sin embargo no se si tu me necesites…

Hoy necesito a todos, pero el mundo no gira a mi alrededor…

Hoy necesito una nube donde poder llorar…

Hoy necesito gritar… y grito.. pero nadie me oye..

Hoy es uno de esos dias.. en que sabiendo que no debiera estar asi.. solo hay un motivo que me lo impide..

Hoy simplemente no tengo ganas de sonreir..

Sigueme en mi estela.... [+]

jueves, 27 de noviembre de 2008

Llorando en la luna


Toca actualizar y toca para algo triste....... de nuevo no ha funcionado, el 19 de noviembre decidimos volver cada uno a nuestra luna.

Tengo pocas ganas de por lo menos ahora escribir sobre estos siete meses y del desenlace de los mismos, tengo muchas hojas emborronadas pero ninguna con la suficiente claridad como para plasmar aqui lo que siento y no dejarlo con un regusto amargo que no debe quedarse sobre este blog porque nuestra historia si por algo se ha caracterizado precisamente ha sido por la dulzura y no volveré a dejar nada en este blog que no siga transmitiendo pese al final lo que fué nuestra historia desde el principio.................... un bonito paseo entre lunas, lunas solitarias por las que pasear nuestro secreto.

Sigueme en mi estela.... [+]

sábado, 8 de noviembre de 2008

14 DE SEPTIEMBRE DE 2008

Por fín actualizo.......


PRIMERA SEMANA…………

Necesito ordenar mis sensaciones, necesito asumir una vez más que no puedo controlarlo todo, necesito asumir una vez más que debería dejar de resistirme a ti o quizás ni tan siquiera a ti sino a mi misma.
Las casualidades se han confabulado para que nos hayamos podido ver mucho antes de lo que ninguno de los dos esperábamos o mejor matizo de lo que yo esperaba.
No quiero recordar los nervios previos a mi salida hacia Madrid, mis luchas para decidir si quería verte o no, si me atrevería a plantarme frente a ti y…………………..
La circunstancia de la semana quiso que apenas los dos tuviésemos contacto por la red y no me fue difícil ocultarte que pronto te vería pero cuando el AVE me dejó en Atocha casi vuelvo a embarcar de nuevo para Barna.
Agarré con fuerza mis maletas ( era a lo único que podía asirme)y puse rumbo hacia ti, sí, hacia ti porque el curso, Madrid, me importaban muy poco mi cabeza sólo la ocupabas tú y lo que pasaría en esos días porque yo aún seguía decidida a no verte, a no decirte ni que estaba en Madrid pero no paraba de darle vueltas al tema porque no sabía de que modo podría ocultarte que no me conectaba o que no te podía poner la cam. o las mil y una historias que rondaban mi cabeza.
La idea inicial era no verte durante la primera semana o mejor dicho de que tú no me vieses a mi pero como los horarios del curso coincidían en mucho con tu inicio de jornada se me desmontaban un poco los planes porque tus salidas del periódico tampoco eran a una hora fija y a esas horas era más fácil que no pasase desapercibida si te “espiaba”.
El llegar tan temprano a Madrid me dio tiempo suficiente para ir ordenando un poco mis ideas y sobre todo intentar dominar un poco mis nervios porque desde el jueves había sido toda yo un cúmulo de ellos..
No quiero extenderme, pero los nervios y la tensión no me han abandonado en todos estos días que hemos estado juntos, y no me han abandonado porque mi voluntad en todo momento estaba en tus manos y necesitaba concentrarme en medir cada uno de mis movimientos para no desencadenar una reacción muy deseada pero por otro lado que me aterraba.
Cuando estuve delante de tu coche, tardé Dios y ayuda en poderte pasar el mensaje con el número de tu matrícula porque mis dedos no obedecían mis ordenes y era sólo tu coche, no podía arriesgarme a verte, los nervios me traicionarían y mi boca y el brazo me dolían demasiado como para pensar que estaba en las mejores condiciones para verte.
Sólo pude pasarte el mensaje porque no tenía claro si podría seguir haciendo el curso o no y NECESITABA VERTE pero de no haber ocurrido todas esas casuísticas esa semana no nos habríamos conocido.
El ratito desde que te llegó el sms y nos vimos no quiero ni recordarlo, me notaba tensa, esta atenazada por el miedo, me moría de ganas de verte pero tenía tanto miedo a decepcionarte, a que no te gustase lo que veías y ……………………..
Agradecí que tuvieses tanto trabajo aquella tarde, tenía tanto miedo a verte esa primera vez, cuando estuviste a mi lado no soy capaz de describirte como me sentí, aún hoy tengo una hermosa herida en el fondo del labio de aquel día…………….. 14 de septiembre rozando ya el 15.
Notaba el corazón en mi garganta, me sentía tan pequeña a tu lado y pese a todo no podía creerme que estuvieses pegado a mi a apenas un centímetro de mi cuerpo, quería mirarte, quería abrazarme a ti pero era incapaz de mover ni un músculo que no fuese sentirme pegada a mi móvil, cuando por fin pude mirarte sentí que me sería muy difícil negarte nada ,que de un modo incontrolable me sentía tan tuya y eso me asustó y un escalofrío recorrió mi cuerpo porque fue en aquel instante en el que me dí cuenta que tendría que librar una ardua batalla contra mi misma porque tu presencia me desalmaba, pero tú no debías notar nunca que me importabas demasiado……….. Hoy ya no quiero negarte esos pensamientos porque creo que ahora ya lo sabes, que sin yo decírtelo lo sabes y porque creo que en ese momento en que yo ya no colme esas fantasías tuyas me gustará permanecer a tu lado como esa amiga especial con la que has compartido un bonito secreto.
Aquella primera noche la luna llena fue testigo de nuestro primer encuentro y aún ahora cerrando los ojos, siento tus brazos rodeando mi cuerpo en las ventas, sintiendo tus manos jugar con mis rizos, tu sonrisa gozando con mi rubor, con mi timidez.
Sonrío recordando ese primer paseo en el que te separabas de mí para mirarme y reías como un adolescente disfrutando de mi sonrojo, o como levantabas mi mentón para que te mirase a los ojos mientras besabas con sumo cuidado mis labios, que sonrío en cada momento en que tú acompañas mis días.
Esa primera semana no fue fácil en Madrid, el curso me estaba sacando de quicio y asumir que además estabas tú y que mis “sensaciones” eran mucho más intensas que desde la distancia me estaban pasando factura, las primeras noches apenas pude pegar ojo, si bien dormía pero me levantaba como si hubiese corrido la San Silvestre.
Sonrío recordando tu cara de pillo cuando se te ocurría cualquier situación “atrevida” para proponerme y lo rápido que saltaba yo para negarme a cualquier iniciativa tuya de ese tipo.
Aquella noche en Las Ventas sintiendo como crecía tu deseo por poseerme, oyéndote susurrante en mi oido, sintiendo el calor de tus brazos (fue una de las noches más fresquitas de la semana)creo que fue en ese momento cuando pude darme perfecta cuenta de que no podría negarte nada o que aún negándotelo no me harías caso, fue en ese instante cuando más claro me quedó que me entregaba completamente a ti aunque nunca lo verbalizase, fue en ese momento cuando tuve la certeza que deseaba ser tuya, que queria ser tu perra pero que deberías tener mucha paciencia conmigo.
Durante todos estos días me he sentido encantada de estar a tu lado, sin perder de vista mis miedos e indecisiones porque soy muy consciente de mis limitaciones y sé que estoy muy lejos de estar a la altura de otras sumisas que hayas conocido y sobre todo me desconocia a mi misma porque estaba dejándote todo el control a ti, contigo todo ha sido muy rápido y me cuesta asimilarlo, me cuesta sentirme tan a tu recua, y me cuesta sobre todo asimilar que no voy a estar a la altura.
Han sido unos días llenos de nervios, de deseo, de ganas de reunirme contigo, me he reido tanto a tu lado, has hecho que me sintiese tan cómoda y sé que para ti ha sido un esfuerzo enorme dedicarme ese tiempo.
Nos veremos pronto porque tenemos pendiente que me enseñes Madrid en Navidad, el Prado y el Retiro y por supuesto la sierra en invierno que debe de ser preciosa.
Respecto al día “x” sólo puedo decirte lo que supongo que ya sabes, que ha sido un paso de gigante por ti, que no es que no me lo esperase pero pensé que ese momento sería con alguien más cercano, no imaginé jamás que sería un desconocido y tampoco pensé que habiendolo hablado previamente pasases por alto mi opinión, supongo que sabías o interpretaste que todo era una pose y sobre todo porque creo que fue un pulso entre tu y yo, hemos estado todos estos días intentando ambos llevar el control los dos y tú decidiste por fín llegar primero a la meta y demostrarme que escucharias todo aquello que tuviese que decirte pero que en última instancia serías tú quién marcarias los tiempos.
Siento que me cuesta recordar lo que pasó aquella noche en Satén y que poco a poco aparecen más imágenes que no vienen solas, a esas imágenes le acompañan siempre las sensaciones, ahora una vez pasados los días unas sensaciones más concretas, más claras, más concluyentes.
Ahora a muchos días ya de aquella noche recuerdo tu prisa por encontrar el lugar, tu ardil para derivar la conversación al plano que interesaba, tu control en todo momento de la situación y tu conocimiento de lo desvalida que me sentía yo en tu ambiente.
Recuerdo las veces que llegué a pedirte aquella noche que no me soltases de la mano y de que modo tú me ibas soltando a propósito para que yo volviese una y otra vez a “necesitarte” a necesitar tenerte pegado a mi y sin atreverme a levantar casí la vista del suelo para no ver nada de lo que pasaba a mi alrededor porque una de las veces que lo hice, no me gustó lo que vi o mejor , no es que no me gustase sino que me sentí completamente observada de la cabeza a los pies y eso me incomodaba sobremanera y tu parecias no darte ni cuenta de mi azoramiento, pero estabas al tanto de lo que pasaba pero te divertia tanto sentirme de ese modo.
Si, te divertía, estabas encantado que me agarrase de tu mano con fuerza y desde la distancia ahora creo que ese detalle tan insignificante te dio la pauta para seguir adelante con tus “planes”………. Y ese detalle también lo hiciste valer, a lo mejor sin darte cuenta o yo por lo menos ahora lo percibo de ese modo cuando decidiste que aquel desconocido me “usase”…….. sabes de sobra que busqué tu mano durante aquel momento pero lo evistastes siempre y sabías que yo necesitaba tu mano pero por esa misma razón y porque supongo que la visibilidad no era la adecuada ( visibilidad que yo por otro lado intente que no vieses) decidiste separarte de mi lado para demostrarme de ese modo que eras tú quien controlabas todo y que en “eso” me dejabas sola……………… en ese espacio tan corto de tiempo pasaron mil pensamientos por mi cabeza y el más fácil era el no mirarte, el intentar no pensar que me habias negado ese nexo pero esa idea me duró poco y opté por buscar tu mirada y timidamente alargar mi mano para sentir la tuya aún a sabiendas que no la tomarias, supiste que “necesitaba” y tu mirada me dejó claro que esperabas de mí………….. me costó recomponer el gesto porque aquel desconocido estaba haciendo demasiado bien su trabajo y yo no quería darte ese triunfo pero por otro lado tampoco tenía demasiado sentido ganar o perder frente a ti, en estos cuatro meses mis cartas habían estado demasiado expuestas, me conocías demasiado bien y yo necesitaba dejarme llevar, sentirme libre obedeciendote y pese a que intenté muchísimo que las caricias de aquel desconocido no arrancasen ni un ápice de placer, no lo conseguí, leía en tu mirada tu triunfo, sabias de sobra que me resistia a gozar con aquel desconocido, que me negaba a demostrarte a ti y a mi misma que había sido muy fácil cederte el testigo de mi placer, de mi mente, de mis deseos, de mis oscuras y ocultas fantasias…………… pero ahora a muchos días de aquella noche lo recuerdo con sosiego, con normalidad, una normalidad que me costó aceptar, que me hacía verme a mi misma completamente extraña, y si que me causaba rubor recordarlo e incluso reconocer que me excitaba cuando recordaba tu mirada y tus ordenes silenciosas para con el desconocido.
Quizás me costó más aceptarlo porque yo misma pensé que el día que eso llegara sería con alguien de tu confianza o quizás en un ambiente menos………………. Digamos sórdido, desconocido porque si lo que querias era que me sintiese como una puta, como una perra caliente y entregada a ti, aquella noche lo conseguiste.
Hubieron otras noches en las que intentaste que me sintiese de ese modo pero el poco tiempo que teníamos para estar juntos acababan derrumbado cualquier plan, es difícil dejarse llevar cuando sabes que le quitas tiempo a “ella” de estar contigo …………………………..
Cuando necesito “sentirte” mío recurro al video de tu trabajo y ……………………….. el resto puedes imaginarlo.

Sigueme en mi estela.... [+]

viernes, 29 de agosto de 2008

Entregada a ti


Esa leche algún día será tu leche.

Soy sumisa pero sólo de Ti.
Porque solo a Ti te he dado el derecho de dominarme.
Y tú eres Hombre suficiente para aceptarlo,y Caballero para respetarlo.
Soy sumisa pero no débil.
Mi fuerza es la confianza que deposito en Ti.
Y mi orgullo es servirte
Y mi compromiso complacerte.
Soy aprendiz de sumisa.
y mi deseo es ser tuya.
Soy indisciplinada en el cuerpo y la mente
pero confío en Ti, para instruirme.
Soy sumisa pero sé que Tu Dominación me hará libre.
Eres Mi Amo y Tus órdenes son mi única liberación.
Te entrego libremente mi alma,te ofrezco mi cuerpo,
para que los moldees y los hagas fuertes como parte de Ti.
A Ti quiero entregarte mis secretos más íntimos
Quiero que me liberes.Rendirte mi ser someterme a Ti.
Tus fantasías y deseos son mi existir
Tu roce y Tu sabor mis anhelos.
Tus susurros y Tus órdenes,
el mundo al que quiero encadenarme.

Sigueme en mi estela.... [+]

sábado, 23 de agosto de 2008

Te necesitaba

4 meses "juntos" y me parece haber estado toda la vida a tu lado........

En estos días he buscado cuando entraste en mi ventanita y la primera conversación que encuentro es de un 23 de abril y coincide porque mis entradas en #mazmorra por esa época sólo eran en miercoles y por real decreto establezco como inicio de esta maravillosa aventura como un 23 de Abril del 2008.


"Te necesitaba para encontrarme.
Te he necesitado para conocerme.
Te necesitaré para construirme. "



Sigueme en mi estela.... [+]

viernes, 15 de agosto de 2008

Deseos

Deseo ante su presencia inclinarme a sus pies
Deseo que su mirada me penetre, me haga sentir suya
Deseo que me permita mirarme en sus ojos
Deseo que me sumerja en lo más profundo para luegoelevarme hacia lo mas alto.
Deseo que sea el dueño de mis lágrimas y mis sonrisas.
de mi cuerpo, de mi alma, y mis pensamientos.
Deseo de su mano recorrer el camino.
Deseo ser tu sumisa…


Sigueme en mi estela.... [+]

jueves, 14 de agosto de 2008

Si supieras



















Ese no sería el verdadero problema, porque yo también debería saber que es lo que siento por ti o mejor la frase sería : "SI SUPIERAS TODO LO QUE SIENTO CONTIGO"....

Sigueme en mi estela.... [+]

miércoles, 13 de agosto de 2008

Pensando cada minuto en ti





Sí, pensando cada minuto en tí, todos los minutos del día son tuyos, pero ahora son más largos y aún falta mucho tiempo para poder disfrutar de tu sonrisa de nuevo.
Intento de todos modos verlo desde tu punto de vista:
"no te agobies mi dulce puta, ya queda menos para el otoño............ Diooooooooos que ganas tengo que llegue noviembre".

Sigueme en mi estela.... [+]

Sin control


No puedo ni escribir, ni dejarte en estas líneas como me siento, no puedo codificar tantas sensaciones, tantos sentimientos encontrados, sentirlo todo tan descontrolado me supera, no estoy acostumbrada a sentirme tan desmadejada, tan dependiente, tan vulnerable en tu ausencia.

No eres tú quién provoca esta zozobra en mi interior, soy yo misma la que la hago posible porque no puedo canalizarla, no puedo controlar como me siento, no quiero perder el control, no quiero entregarte mis miedos, mis anhelos, no quiero porque sigo sintiendo miedo, miedo a que no sientas lo mismo, miedo a que te sientas agobiado, miedo al miedo.

No me conozco, nunca me había sentido de este modo, y me niego a seguir sintiendome así, quiero volver a ser yo la que controle mis miedos, mis angustias.............

Lo peor es que sigo sin sentirme culpable, siguen sin aparecer los remordimientos, sigo sintiendo lo mismo por él, desearte a ti, entregarme a ti, depender de ti no modifica en nada mis sentimientos hacia los mios y eso pese a todo también duele.

Como te estoy echando de menos, como te estoy necesitando, que ganas tengo de volver a ver tu sonrisa.

Sigueme en mi estela.... [+]

martes, 12 de agosto de 2008

La mirada de Bruji según inari{ALX}


Es agradable encontrarse con regalos de mágica amigas como inari {ALX} que desde su blog

nos regala miradas.


Muchisimas gracias.


Sigueme en mi estela.... [+]

jueves, 7 de agosto de 2008

Resistiendo en tu ausencia

18h:52m del 7/08/08.................... aún resuenan tus risas en mis oidos, aún me mueve tu voz en mi camino.........

Dos días soñándote, 3 días de ausencia...................


Cuánto necesitaba oirte, cuánto necesitaba saber que estaba a tu lado, como te deseo, como te echo de menos, como me duele añorarte............

No controlo el dolor de tu ausencia, porque anterior a la tuya hubieron otras ausencias igual de largas que la de ahora y jamás me sentí de este modo, jamás luché tanto contra mi misma como ahora.

Tu voz se clavaba en mi alma, tus deseos dolian tanto en la distancia, ¿por qué no puedo controlar este dolor ante tu ausencia? .................

Se me clava en el higado cada vez que te digo lo muchisimo que te echo de menos y tu lacónica respuesta de " así tiene que ser", no tiene que ser así, no debo ,no quiero echarte tanto de menos, no quiero sentir tal dependencia de tí, siempre he sido muy autosuficiente en mis sentimientos y ahora tú lo desmoronas todo, me encadenas a tus silencios, a tus ausencias, a tu risa, gozo sintiendo tu cadena pero el frio tacto de tu ausencia duele..........................

Dejarme llevar contigo esta mañana en el coche ha sido todo un regalo para mis deseos, 40 grados a la sombra en pleno centro de Barcelona, y obedeciendo tus ordenes, satisfaciendo nuestros deseos, fluyendo juntos, saboreando y disfrutando los pocos minutos de intimidad que nos dan los días.
No existia el mundo, no era el coche, no era la calle testigo de nuestros deseos, era nuestro cielo, nuestro mundo prohibido, nuestro universo de entrega...........................
El mundo estando contigo, desaparece............................ desaparece para luego permanecer SIEMPRE en mi memoria, desaparece para encontrarte luego en mis recuerdos y recorrer sola lo que algún día recorreran tus manos...............................







Sigueme en mi estela.... [+]

miércoles, 6 de agosto de 2008

Diario de una ausencia 1


Apenas hace dos días que te has marchado y son las 23h42m de la novhe y las lágrmias corren por mis mejillas ( para variar, debes estar pensando) mientras te recuerdo.....

Mi marido me ha obligado a ir a la cama porque decía que tenía el rostro contraido por el dolor y no se equivocaba, esta vez dolía más el corazón que mis propios músculos.
Te recuerdo sonriendo como tú quieres que haga y ojalá yo pudiese sonreir también al recordarte pero esto duele Victor, duele resistirse tanto a no desearte, resistirse tanto a intentar no quererte a no invadir tu espacio, a no obligarte a sentir..........
Lo peor no es lo que siento, lo peor es que tengo controlado tu espacio, tu lugar, y no soy capaz de sentirme culpable por desearte y quererte a ti y desear y quererle a él.
Supongo que nos han enseñado a que debería sentirme culpable por nuestra historia paralaela, por estos amores prohibidos, pero no puedo, no encuentro ni el más mínimo atisbo de remordimiento en mi corazón y si busco sólo encuentro que mi corazón ahora lo ocupais los dos, ¿ por cuánto tiempo? no lo sé, no me importa, aunque no dejo de temerlo, pero aún cuando ya no estes a mi lado, sé que tu sonrisa seguirá alegrando mi vida, que mientras duró te entregué lo mejor de mi alma y que los dos fuimos muy felices.

Sigueme en mi estela.... [+]

miércoles, 30 de julio de 2008

Pero estas tan lejos.

Y apago la luz.....
Nadie como tú siente mi mirada
y advierte mis ganas cuando te deseo
Nadie como tú sabe provocarme
sabe acariciarme cuando te deseo
Pero estas tan lejos y yo estoy tan solo
y mi carne es débil, mi fuerza es tan débil
que lo olvido todo
Nadie como tú sueña entre mis brazos
y muere despacio al sentir mis manos
Nadie como tú desnuda mi cama
se entrega y me ama cuando nos amamos
Pero estas tan lejos y mi fuerza es poca
y el deseo me llama, la noche me llama
a entregarme a otra
Y apago la luz para recordar el olor a ti
y apago la luz para imaginar que me entrego a ti
y apago la luz para recordar el sabor a ti
y apago la luz para imaginar que te siento a ti
pero estás tan lejos y yo estoy tan solo
Nadie como tú me sigue queriendo
me sigue entendiendo cuando terminamos
Nadie como tú me ayuda a seguir
me ayuda a vivir cuando despertamos
Pero estas tan lejos y yo estoy tan solo
y mi carne es débil mi fuerza es tan débil
que lo olvido todo
Y apago la luz para recordar el olor a ti
y apago la luz para imaginar que me entrego a ti
y apago la luz para recordar el sabor a ti
y apago la luz para imaginar que te siento a ti
Pero estas tan lejos y yo estoy tan solo
Y apago la luz para recordar el olor a ti
y apago la luz para imaginar que me entrego a ti
y apago la luz para recordar el sabor a ti
y apago la luz para imaginar que te siento a ti
Pero estas tan lejos y yo estoy tan solo

Sigueme en mi estela.... [+]

Nosotros

Hace apenas unas horas que me has dejado sola con tus recuerdos, con nuestras conversaciones, sola con las sensaciones de sentirme tuya cada día más.

No quiero escribir, no quiero dejar a través del teclado plasmado lo que siento, lo que te echo de menos, lo encadenada a ti que me siento y no quiero no porque no quiera sentirlo sino porque no quiero agobiarte, no quiero invadirte con mis tonterias.

Cada día que pasa me siento más tuya, más necesitada de ti, más deseosa de ser tuya de dejarte día a día que descubras mi otro yo, que te filtres en mi vida y formes parte de mi vida para siempre.
Sigo sintiendo miedo, pero ahora ya no es miedo a perderte, es miedo a necesitarte demasiado, a añorarte demasiado, a no poder respirar si no estas a mi lado , ya no tengo miedo a perderte porque sé que eso sucederá un día pero todo lo que hemos vivido y sentido en estos cuatro meses habrá valido tanto la pena que servirá para pintar una sonrisa en mi rostro siempre que me acuerde de ti.
Intento resistirme día a día a no sentirte sin estar a mi lado, a no sonreir sin estar cuando me acuerdo de ti, a no despertame sin estar soñando tus besos, tus caricias, tus susurros, tus miradas...................... cada día pierdo la batalla a esa resistencia, cada día me derrotas en esa lucha y no quiero que lo hagas, quiero controlar mis sensaciones, quiero controlar mis añoranzas, pero no me dejas, ya nada es mio, eres tú ahora el dueño de mi mente, ocupas esa parcela que sólo tu y yo conocemos, eres dueño absoluto de mi voluntad, de mis necesidades.
Día a día intento encontrar el resquicio por el que te metes en mi alma, quiero tapiar esos huecos no quiero trenzarte en mi alma, no quiero que encadenar mis recuerdos a los tuyos porque recordarte duele, añorarte duele, sentirte lejos duele pero no tenerte o no haberte conocido dolería mucho más.
Estas en la malla de mis recuerdos, en el corazón de lo imborrable, en la magia de nuestros secretos, estas en la diana de mis angustias, angustias por no tenerte, angustias por desearte..........
Ese rincón de mi corazón reservado a los secretos inconfesables hoy y siempre será tuyo, ese remanso de paz o torbellino de pasiones o salvajes pasiones ahora viven en mi mente, en mi alma, en mis deseos y ahora Mi alma, Mi mente, Mis deseos SON TUYOS.


Sigueme en mi estela.... [+]

martes, 29 de julio de 2008

Desde mi otra luna


View my page on Punto Baires Net

Sigueme en mi estela.... [+]

jueves, 17 de julio de 2008

No se puede madrugar, la visión del amanecer provoca................. recuerdos, momentos, deseos......

Llueve en Barna, las gotas rozan timidamente el suelo, las nubes siguen sin dejar paso al sol que pugna por despuntar, las calles aún duermen, en casa el silencio más absoluto y mi pensamiento vuela junto a ti.Descanso delante del pc mientras saboreo el café con leche y mis dedos sin quererlo me llevan a escribirte de nuevo, no quiero, no quiero volver a escribir, no necesito plasmar nuestros momentos, no necesito escribir, mi memoria los retiene aún, contigo todo es rápido como si necesitarme beberme el tiempo de un sorbo, recuperar los años que dormitaba y me dejaba llevar por el angosto mundo de la vida.Te recuerdo continuamente frente a mi, provocándome con tu silla giratoria y tensando tus hombros cuando la calentura va creciendo en ti, sonrío mientras te recuerdo de ese modo y sonrío recordando que ahora ya no vas a dejarme ni estar segura mientras trabajas ¿verdad?.Ayer me quitaste la única parcela en la que aún podia controlarte (aunque sigo sin tener muy claro que fuese cierto) no obstante no voy a amedrentarme ante eso, acepto el reto, si quieres jugar, jugaremos juntos.Aún me duele el labio de ayer, y yo quiero pensar que estabamos sólo tu y yo, y lo quiero pensar porqué aún ahora me sonrojo y me enfado porque de haber sido cierto me negaste el placer de ver tu sonrisa.Ayer me decías que era muy mandona, ya ves que no, porque de haberlo sido lo de anoche no habría pasado, de haberlo sido me hubiese cuadrado en la negativa y a lo mejor tu amigo no me habría conocido (?.........).Si eso es cierto, ahora voy a tener que controlar un poco más mis retos y sospesar mi artilleria antes de iniciar un ataque,de todos modo la culpa fue mia porque fui yo la que anoche te inicio la fantasía del abrigo, la próxima vez en vez de morderme el labio, tendrá que ser la lengua (pero es que no tengo antídoto) y no ponerte a huevo la "reacción

Te he dicho que te odio?......................

Sigueme en mi estela.... [+]

martes, 15 de julio de 2008


Cumpliendo tus ordenes, aquí tienes la versión femenina de tu historia en el metro:

Hacía ya unas semanas que compartia veladas con un amigo pos MSN si bien no se complementaban demasiado en cuanto a sus gustos sexuales, tenía una conversación ágil y le servia para ponerle la nota picante a sus aburridas noches de desvelo.Aquella la conversación fue más allá, las fantasias empezaban a tomar forma y finalmente habían puesto fecha a su encuentro, un encuentro fugaz, rápido, sin compromisos, porque ella no era de mantener una relación durante mucho tiempo y porque pese a su agradable conversación, no era el tipo de relación que buscaba, ella necesitaba alguien a quien utilizar y que le dedicase todo su tiempo y su misterioso caballero tenia una apretada agenda familiar y laboral.

Le gustaba de todos modos su tendencia a la dominación y le sorprendía a ella encontrarse tan dispuesta a obedecerle en cumplir la fantasía del metro, la fantasía de tomarla en un vagón atestado de gente y de dejarse llevar por las caricias de un desconocido.La noche previa al encuentro apenas pudo conciliar el sueño y no porque le diese miedo la cita, sino porque temia que el no apareciese.
Se levantó más temprano de lo habitual y las dudas volvieron a asaltarla, una vez más dudaba en asistir a la cita pero tampoco perdía nada porque sólo él sabria de la sorpresa que ocultaba la infima faldita y sólo él intentaria usarla de ese modo, por lo que no tenía nada que temer.
Llegó a la estación de metro a la hora indicada, intentó fijarse en los pantalones de los hombres del andén, pero la aglomeración le impedía controlarlos a todos, estaba tensa y excitada, nerviosa y vigilante....... porque narices tendria que haber aceptado en cumplir con esa fantasia, una fantasia que era de él, no suya y que por complacerle le había dicho que ella también la compartia.
Mientras andaba en estas reflexiones la luz del convoy la devolvió al andén, y cruzó los dedos para que él no hubiese acudido a la cita, pero sentía como su coñito no estaba sintiendo lo mismo que su pensamiento, su coñito si estaba dispuesto a recibir complacido las caricias del desconocido si es que finalmente llegaba a aparecer.
El pitido del metro entrando en la estación la tensó de nuevo, quiso no subirse al vagón pero había tanta gente que no podía hacer marcha atrás y se dispuso a subir mientras repasaba mentalmente las palabras de él:
- Nada más llegues al andén debes mantener la mirada fija en el suelo y te pase lo que te pase no has de girarte ni a tu espalda ni a los lados, recuerdalo bien , PASE LO QUE PASE, NI A LOS LADOS NI A TU ESPALDA........
Al subir al metro, pese a llevar la mirada fija en el suelo, le hizo dar un traspies que se salvó porque alguien desde atrás la agarro fuertemente de los brazos para evitar que cayese, le costó obedecer la orden de no girarse, pero tampoco creyó que justamente fuese su "misteriosos de MSn" quién impidiese su caida............
Un tímido "gracias" salió de sus labios y por instinto sus manos fueron a estirarse la minúscula faldita, que no habia sufrido nada con el traspiés porque era pequeña, pequeña y ajustadisima.El desconocido se separó un poco de ella para no darle demasiadas pistas de su identidad, pero una vez el convoy se puso en marcha se acomodó de nuevo tras ella.
El metro iniciaba su marcha y ni rastro del desconocido, empezaba a relajarse cuando de repente un fuerte apreton en su culo la hizo tensarse y apretar su bolso, que tontería por su parte, si a su bolso no le pasaba nada, era su culo quien estaba siendo violentado.
Sin pensarselo dos veces abrió ligeramente las piernas, se estaba volviendo loca, completamente loca, se estaba abriendo de piernas para un desconocido, estaba franqueando el paso a su sexo a un extraño, pero nuevamente su coñito no entendía de razones, sólo entendía de necesidades y ahora necesitaba gozar de las caricias de aquella mano que con mucha maña acariciaba sus muslos y se apresuraba a su sexo, un sexo caliente y húmedo, muy húmedo..... sentía como el desconocido se pegaba a su espalda y notaba el crecer de su polla en sus pantalones, estaba tan caliente como lo estaba ella o por lo menos su miembro asi se lo hacia sentir.Las ágiles manos del desconocido estaban ahora llegando a sus labios, con suavidad y precisión buscaba su clitoris, sentía ella como crecía sólo de sentirlo cerca, de esperar sus caricias,mmmmmmmmmm, era muy hábil con sus dedos y sus movimientos la estaban llevando al cielo, de buena gana giraria su cabeza para verle el rostro a las agiles manos que la agitaban,apretaba los dientes,se mordía el labio, nada funcionaba para contener las electricas caricias del desconocido, necesitaba abrir aún más sus piernas, necesitaba que sus caricias no se quedasen en su clitoris, queria que esa mano se alojase en su coño, no podía ver a quienes tenía a su alrededor, el desconocido le provocaba un extasis total, sus piernas flojeaban porque tensaba su cuerpo para controlar el orgasmo, para controlar sus ganas de jadear y correrse con las manos de aquel intruso.
Intentaba no cerrar sus ojos, no dejarse llevar por el calor y por las prohibidas ganas de correrse delante de tanta gente a manos de vete a saber quien y a la vista de las atónitas miradas de los viajeros del metro.
Los dedos de él los notaba llenos de sus fluidos y ella sin saber ya que hacer con sus manos se agarraba al pantalon del desconocido con fuerza mientras este apretaba más y más la intensidad de sus embestidas con los dedos para a ella le fuese inevitable correrse.
La megafonía indicaba que su parada de destino era ya la siguiente y estaba haciendo lo imposible por no correrse, por no entregarse como una perra caliente a cualquier desconocido y en tan público lugar.
Sabía que él estaba notando que poco podría resistirse ya a correrse antes de llegar a su destino, pero el desconocido no estaba dispuesto a que ganase ella y pellizcaba agil el sexo de ella como una puta cualquiera y sin parar para que ella llegase al orgasmo casi llegando a destino.
El aún abriendose las puertas seguia jugando con su clitoris para forzar a que se corriese en segundos y así sucedió, no porque ella quisiese correrse sino porque la agilidad de los dedos del desconocido laceraban su deseo y su lujuria con sumo arte y ahogando un leve gemido, vertió su delirio en lo s dedos del desconocido.
Bajó torpemente del vagón y tuvo que hacer verdaderos esfuerzos para reconponer el gesto y la postura para que nadie se diese cuenta de que se habia entregado como una puta viciosa a un desconocido y que habia disfrutado como la más arrastrada de las perras.
Arreglo el gesto y una vez recuperada la compostura con paso ligero se dirigia a su domicilio sin reparar en que su desconocido la seguia a muy poca distancia y le deparaba otra grata sorpresa.
Entraron juntos en el portal sin ni imaginar que el desconocido que esperaba junto a ella el ascensor era el artifice de su desasosiego y de su aún calentura.
El desconocido muy amablemente me cedió la entrada al ascensor y tras cerrarse la puerta y sin apenas darme cuenta de nada, me empujó contra las paredes del mismo y agarrando con fuerza mi mano y sin darme tiempo a reaccionar me dijo:
- “ahora vas a ser tu quien haga que me corra, y probaras el sabor de mi leche, guarra” y agarrandome por los pelos me obligó a arrodillarme frente a una polla salvaje, dura, enardecida por el deseo contenido a la que no tuvo que ordenarme dos veces que la mamase, mamaba con fuerza aquella polla para devolverle con creces el placer que minutos antes las manos del desconocido le habian dado a ella.
Tragaba la rebelde polla que necesitaba escupir la retenida lechada y que le obligaba a retener sus embestidas porque parecia ahogarse con cada arremetida.Queria hacerle sentir los mismos calambres que las manos del desconocido le habian proporcionado a ella en el metro, queria tragarla entera y jugar con su capullo para sentirlo gozar del mismo modo que ella lo habia hecho en el metro.
La furia de los estirones de el en su pelo y la aún reciente calentura que la embargaba la enardecía de nuevo, tragaba de aquella polla como nunca antes lo habia hecho, necesitaba sentir la calentura de su leche en su boca, tragar los frutos de su deseo, de su lujuria de su arrastrada lujuria de perra caliente y en estas estaba cuando un estallido de calor le devolvió los frutos de las caricias de su boca en la polla del desconocido que saboreó como si de ambrosía se tratase.

Sigueme en mi estela.... [+]

lunes, 14 de julio de 2008

Ahora bien,gracias

Llueve torrencialmente y hace frío, de golpe este clima nuestro se empeña en subir y bajar termómetros a su antojo; la lluvia nos ha pillado en la piscina y por supuesto sin paraguas, la tormenta arrecia, los truenos y rayos descargan lenta pero insistentemente, si seguimos en el coche pueden darnos toda la noche porque no tiene pinta de que sea una nube de verano, los niños empiezan a ponerse nerviosos, siempre hay paraguas en el maletero, hoy que precisamente el coche tenía que pasar la ITV los habia quitado porque para vender el coche tiene que quitar todos los trastos posibles, trastos para él son los paraguas, las toallas, la ropa interior de los niños de recambio, toallitas húmedas, cubiertos y vasos de plásticos, vamos lo justo en caso de necesidad o en caso de lluvia como precisamente nos esta pasando ahora, pero no me apetece discutir, me callo y aguanto las risas de los niños, los combates verbales cruzados de las dos fieras que deben tener algún problema auditivo porque gritan como posesos, "es el agua mamá, es el agua, que se nos taponan los oídos" no se les taponara la boca un ratito .

La lluvia sigue sin parar, yo más histérica cada vez con los niños, con el padre que me ha quitado mi equipo de emergencia del maletero, con el tiempo y con la p....... que parió a todo el mundo, porque para más inri mis inestables ovarios han decidido que hoy también era un buen momento para tocar las narices que sumado al dolor de mi fibromialgia hace que tenga un humor de perros.

Estalla un relámpago y antes de que el trueno se oiga, la que estallo soy yo, y los mandó a todos para casa, total que más les da aún sigue mojados de la pisci o sea que no existe ninguna diferencia, pero dos minutos más en el coche con todos pueden ser ...................
El problema no es que llueva y no llevemos paraguas, el problema es que nuestra casa está a tres niveles de la entrada, que el camino está sin asfaltar y que como no llevamos "el acorazado" (el 4x4) nos toca salvar la distancia a patita, y casi 3000 metros de parcela da para mojarte un poquito porque yo no me he bañado y yo si estoy sequita.
Los niños se toman la escalada como una juerga, yo me la tomo como un vía crucis, como las calles angostas de París del Sacre Coeur pero en puro barro y cargada de bolsas de rebajas que además son todas de los niños y mi marido.
A mitad de la escalada, aparece el peque con los paraguas que además no sabe abrir y que yo no puedo ayudarle porque voy cargada de bolsas y el barro y la intensidad de la lluvia aumenta.......que cruz de criaturas, por Dios, el padre muerto de risa con mis gruñidos, el niño peleándose con los paraguas que además son automáticos y sólo hay que darles un botoncito y punto, pues nada, como si fuese el mango el panel del Concorde y a todas estas empapada como una sopa................
Finalmente consigue abrir el paraguas ( consigue despejar la ecuación de segundo grado) y por supuesto ante mis gruñidos sólo atiende a decir que tampoco es para tanto, que con lo sano que es mojarse y que además a mi me va fenomenal subir andando porque estoy gorda, gordisima (49 kg) vamos gordisima cual Lucianno Pavarotti.
Una vez en casa, una reconfortante cena y a la cama, mi espalda se niega a darme tregua, me acuesto mientras ellos se quedan viendo la tele pero yo necesito estirarme, necesito que no me duela tanto, ya en la cama cierro los ojos y procuro relajar el dolor y no pensar, sólo pienso en que tú estarás en casa, tranquilo, sin echarme de menos y que yo para no notar tanto el dolor cierro los ojos y te imagino preguntándome : ¿Cómo estas hoy mi puta? y yo al contestarte: "Ahora bien" siento que me duele menos, que poco a poco me acostumbro al dolor y que ya te has quedado a mi lado para acompañarme en mis sueños, para masajear mi espalda, para tomarme cuando el dolor cese con fuerza, salvaje.......................... pero sólo es un deseo, un sueño, y el dolor no acepta mi placebo y se empeña en lacerar y lacerar pero yo repaso una y otra vez mis imágenes de tu sonrisa, de tus gestos, y finalmente consigo dormirme.

Sigueme en mi estela.... [+]